Conecta con nosotros

Actualidad

¡Increíble! Nave espacial Voyager 1 detectó «zumbidos» fuera del Sistema Solar

Viajando a más de 50.000 kilómetros por hora y a casi 23.000 millones de kilómetros de nosotros, la sonda de la NASA interceptó gas interestelar proveniente de nuestro Sol

Atravesando la inmensidad del Universo, ya fuera de nuestro Sistema Solar, la Voyager 1, una de las dos naves que la NASA envió hace 44 años al espacio interestelar y que ya es el objeto fabricado por el ser humano que más lejos ha llegado, sigue avanzando hacia el infinito y todavía haciendo hallazgos sorprendentes, como es el zumbido de gas interestelar que científicos han detectado recientemente.

En 2012, la nave cruzó la frontera del Sistema Solar (heliosfera) y atravesó la heliopausa, el punto en el que el viento solar se une al viento estelar de otras estrellas y, desde entonces, se desplaza por el espacio interestelar.

Viajando a más de 50.000 kilómetros por hora y a casi 23.000 millones de kilómetros de nosotros, sus instrumentos han detectado el zumbido del gas interestelar (ondas de plasma). Los detalles de la investigación, realizada por científicos de la Universidad de Cornell (Nueva York) se han publicado esta semana en la revista Nature Astronomy. Stella Koch Ocker, estudiante de doctorado en astronomía de Cornell y autora del hallazgo, describe el zumbido como algo “muy débil y monótono, porque se encuentra en un ancho de banda de frecuencia estrecho. Estamos detectando el tenue y persistente zumbido del gas interestelar”.

Los investigadores de Cornell creen que el hallazgo ayudará a los científicos a comprender cómo el medio interestelar interactúa con el viento solar y cómo la burbuja protectora de la heliosfera es moldeada y modificada por el entorno. Este hallazgo, que en sí es científicamente relevante, no ha hecho más que confirmar la valía de esta histórica sonda que fue lanzada en septiembre de 1977 y que, después de pasar por Júpiter (en 1979) y por Saturno (a finales de 1980) a 61.155 kilómetros por hora, sigue operativa y enviando datos.

La investigación explica que al entrar en el espacio interestelar, el sistema de ondas de plasma de la nave detectó perturbaciones en el gas pero, entre esas erupciones -causadas por nuestro propio Sol- los investigadores descubrieron una señal constante y persistente producida por el tenue casi vacío del espacio.

“El medio interestelar es como una lluvia tranquila o suave. En el caso de un estallido solar, es como detectar un relámpago en una tormenta eléctrica y después se vuelve a la lluvia suave”, detalla el autor principal, James Cordes, profesor de Astronomía George Feldstein (A&S). Los autores del hallazgo creen que hay más actividad de bajo nivel en el gas interestelar de lo que se pensaba, lo que permitirá a los investigadores rastrear la distribución espacial del plasma, es decir, cuando no está siendo perturbado por las erupciones solares.

Por eso, para el investigador de Cornell Shami Chatterjee es esencial hacer un seguimiento continuo de la densidad del espacio interestelar: “Nunca hemos tenido la oportunidad de evaluarlo. Ahora sabemos que no necesitamos un evento fortuito relacionado con el sol para medir el plasma interestelar”.

La Voyager 1, que salió de la Tierra con un Disco de Oro creado por un comité presidido por el profesor de Cornell Carl Sagan, y equipada con tecnología de mediados de los años 70, “es un regalo de la ingeniería a la ciencia. Es un testimonio del increíble viaje de la Voyager”, concluye Ocker.

Para enviar una señal a la Tierra, se la nave utilizó 22 vatios, según el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL). La nave tiene casi 70 kilobytes de memoria de computadora y, al comienzo de la misión, una velocidad de datos de 21 kilobits por segundo. Debido a la distancia, la velocidad de comunicación se ha reducido desde entonces a 160 bits por segundo, o aproximadamente la mitad de una velocidad de 300 baudios.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones

Israel Ataca Posiciones de Hezbollah en Líbano, Aumenta la Tensión en la Frontera

En un hecho significativo, Israel lanzó ataques aéreos contra posiciones de Hezbollah en Líbano el lunes, intensificando las hostilidades a lo largo de la frontera libanesa-israelí. Yoav Gallant, Ministro de Defensa de Israel, afirmó que los ataques aéreos continuarán hasta que se garantice la seguridad de la población israelí.

Hoy temprano, aviones de combate israelíes atacaron un puesto militar en Maroun Al Ras, ubicado en el sur de Líbano. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) informaron que varios terroristas de Hezbollah estaban dentro del puesto, y las explosiones subsiguientes indicaron la presencia de armas. Se llevaron a cabo ataques adicionales en tres puestos de observación y una instalación militar en otras áreas del sur de Líbano, como Marwahim, Taybeh, Chihine, Tayr Harfa, Kfarkela y Blida.

Las FDI enfatizaron que la actividad de Hezbollah al sur del río Litani en Líbano, incluido el uso y almacenamiento de armas, viola la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU. Israel reafirmó su compromiso de defender sus fronteras contra cualquier amenaza.

Combates diarios

Los enfrentamientos entre Israel, Hezbollah y otros grupos palestinos en el sur de Líbano son casi diarios, especialmente desde el inicio del conflicto entre Israel y Hamas en Gaza el 7 de octubre. Esto ha llevado a tensiones crecientes en la región y al aumento más significativo de hostilidades a lo largo de la frontera entre Líbano e Israel desde la guerra de 2006 entre Israel y Hezbollah.

Hezbollah, un grupo chií, ataca actualmente el territorio israelí en apoyo a Hamas y a la causa palestina. A pesar de la escalada relativamente moderada de tensiones, Israel advierte sobre ataques más intensos si Hezbollah no se retira de la zona fronteriza.

En una reunión con su homólogo francés, Sébastien Lecornu, el Ministro Yoav Gallant destacó que una guerra en el norte sería un desafío para Israel, pero devastadora para Hezbollah y Líbano. Israel está decidido a cesar el fuego solo cuando se garantice el regreso seguro de decenas de miles de residentes israelíes evacuados en ciudades fronterizas.

Israel buscan no quiere dar tregua

Gallant afirmó que las autoridades israelíes prefieren la desescalada mediante medios diplomáticos, pero mantienen la preparación militar. Incluso si Hezbollah cesa el fuego unilateralmente, Israel no lo hará hasta asegurar el regreso seguro de las comunidades del norte a sus hogares.

El número de muertos en la zona fronteriza libanesa-israelí desde el inicio del conflicto es de al menos 226, incluidos 18 israelíes (12 soldados y seis civiles) y aproximadamente 208 personas en Líbano. Esto incluye 20 miembros de milicias palestinas, un soldado, 23 civiles (incluido un periodista y tres niños), además de miembros del grupo terrorista libanés.

El aumento gradual de la violencia ha suscitado temores de una guerra abierta entre las partes, especialmente después de que un ataque atribuido a Israel a principios de enero matara al número dos del movimiento islamista Hamas, Saleh al Arouri, en Beirut.

Continue Reading

Actualidad

Devastadoras inundaciones en Libia: La confluencia de factores que llevaron a una tragedia sin precedentes

En la madrugada del lunes, un evento catastrófico sacudió a la ciudad de Derna, en la costa de Libia, dejando a miles de personas en estado de shock y provocando una de las tragedias más mortales en la historia de África. La causa de esta devastación se atribuye a una mezcla de factores que convergieron de manera letal.

El punto de partida de esta tragedia fue una explosión que ocurrió a las 3:00 a.m. cuando la mayoría de los habitantes de Derna dormían plácidamente. Dos presas ubicadas en las montañas que rodean la ciudad colapsaron casi simultáneamente, desencadenando una gigantesca ola de agua que se precipitó sobre la ciudad costera. Barrios enteros fueron arrasados por la fuerza del agua y miles de vidas se perdieron en cuestión de minutos.

Las cifras de la tragedia son impactantes: al menos 5.000 personas han perdido la vida, según el comunicado emitido por Médicos Sin Fronteras, en lo que se ha convertido en la inundación más mortífera registrada en África en más de un siglo. Y las autoridades locales advierten que al menos 10.000 personas siguen desaparecidas, lo que aumenta la incertidumbre y el sufrimiento en la región.

Una gran tormenta

La tormenta detrás de la tragedia, denominada tormenta Daniel, inicialmente causó estragos en Grecia, Turquía y Bulgaria, cobrándose más de 20 vidas en su paso. Luego, se transformó en un medicán, un sistema meteorológico raro con características similares a los huracanes, mientras se movía sobre el Mediterráneo. La tormenta se fortaleció al interactuar con aguas inusualmente cálidas en el Mediterráneo, lo que resultó en lluvias extremadamente intensas sobre Libia el domingo, llegando a alcanzar un nuevo récord de 414 mm de precipitación en 24 horas en la ciudad de Al-Bayda.

Aunque no se puede atribuir definitivamente esta tormenta al cambio climático, los científicos destacan que el aumento de la intensidad de eventos meteorológicos extremos, como tormentas, está relacionado con el cambio climático. El calentamiento de los océanos proporciona más energía para estas tormentas, y una atmósfera más cálida puede retener más humedad, lo que resulta en precipitaciones más intensas.

Factores que llevaron a la tragedia

Sin embargo, el desastre en Derna también se vio agravado por otros factores clave:

1. Infraestructura en deterioro: Las presas que colapsaron fueron construidas hace aproximadamente medio siglo y no habían recibido mantenimiento desde 2002. Expertos habían advertido previamente sobre el riesgo de inundaciones catastróficas debido a la falta de mantenimiento de estas estructuras. La falta de inversión y cuidado en la infraestructura crítica contribuyó significativamente a la magnitud del desastre.

2. Falta de advertencias efectivas: A pesar de la naturaleza violenta de la tormenta, la falta de un sistema de alerta temprana adecuado y la inestabilidad política en el país impidieron la emisión oportuna de advertencias y la organización de evacuaciones preventivas. Esto dejó a la población vulnerable ante la creciente amenaza.

3. Historial de inundaciones: Derna tenía un historial de inundaciones debido a su ubicación geográfica y las características de las presas. Las presas de la ciudad habían sido identificadas previamente como de alto riesgo de inundación, pero las medidas necesarias para prevenir un desastre de esta magnitud no se llevaron a cabo a tiempo.

La tragedia en Derna subraya la necesidad urgente de abordar la infraestructura en deterioro, mejorar los sistemas de alerta temprana y tomar medidas concretas para mitigar los impactos del cambio climático en todo el mundo. Las comunidades afectadas por eventos climáticos extremos como este necesitan medidas de preparación y respuesta más efectivas para evitar pérdidas humanas y materiales en el futuro.

Continue Reading

Trending

Todos los Derechos Reservados Informares © | DG21