Un centro de criogenia de Arizona conserva los cuerpos para revivirlos más tarde

Un centro de criogenia de Arizona | El tiempo y la muerte están «en pausa» para algunas personas en Scottsdale, Arizona.

criogenia de ArizonaEn el interior de tanques llenos de nitrógeno líquido se encuentran los cuerpos y las cabezas de 199 seres humanos que optaron por la crioconservación con la esperanza de ser revividos en el futuro, cuando la ciencia haya avanzado más de lo que hoy es capaz. Muchos de los «pacientes», como los llama la Fundación Alcor Life Extension, eran enfermos terminales de cáncer, ELA u otras enfermedades sin cura actual.

Matheryn Naovaratpong, una niña tailandesa con cáncer cerebral, es la persona más joven en ser criopreservada, con 2 años en 2015.

«Sus dos padres eran médicos y ella se sometió a múltiples cirugías cerebrales y nada funcionó, por desgracia. Así que se pusieron en contacto con nosotros», explica Max More, director ejecutivo de Alcor, una organización sin ánimo de lucro que se proclama líder mundial en criogenia.

El pionero del bitcoin Hal Finney, otro paciente de Alcor, hizo criopreservar su cuerpo tras morir de ELA en 2014.

Usa el bot de Telegram para conseguir Gift Card de amazon GRATIS @ganarvisitando_bot

El proceso de criopreservación comienza después de que una persona sea declarada legalmente muerta. La sangre y otros fluidos se extraen del cuerpo del paciente y se sustituyen por productos químicos diseñados para evitar la formación de cristales de hielo perjudiciales. Vitrificados a temperaturas extremadamente frías, los pacientes de Alcor se colocan en tanques en las instalaciones de Arizona «durante el tiempo necesario para que la tecnología se ponga al día», dijo More.

El coste mínimo es de 200.000 dólares por un cuerpo y 80.000 dólares sólo por el cerebro. La mayoría de los casi 1.400 «miembros» vivos de Alcor pagan haciendo a la empresa beneficiaria de pólizas de seguro de vida equivalentes al coste, dijo More.

La esposa de More, Natasha Vita-More, compara el proceso con un viaje al futuro.

«La enfermedad o la lesión se curan o se arreglan, y la persona tiene un nuevo cuerpo clonado o una prótesis de cuerpo entero o su cuerpo reanimado y (puede) volver a reunirse con sus amigos», dijo.

Muchos profesionales de la medicina no están de acuerdo, según Arthur Caplan, que dirige la división de ética médica de la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York.

«Esta noción de congelarnos en el futuro es bastante ciencia ficción y es ingenua», dijo. «El único grupo… que se entusiasma con la posibilidad es la gente que se especializa en el estudio del futuro lejano o la gente que tiene interés en que se pague el dinero para hacerlo».

Revisa también

Inglés para Negocios

5 Razones para aprender inglés para negocios y porqué es importante para tu carrera

¿Quiere llevar su carrera a un nivel internacional? Si su respuesta es afirmativa, entonces necesita …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *